TOXINA BOTULÍNICA

Toxina Botulínica

Está indicado para atenuar las arrugas y líneas de expresión faciales,  proporcionando un efecto lifting, evitando procedimientos quirúrgicos.

Las arrugas de expresión aparecen en el rostro como efecto de la contracción de los músculos faciales. Las zonas más habituales donde aparecen las arrugas son la frente, entrecejo, zona periorbitaria (alrededor de los ojos) y sobre el labio superior.

Con el tratamiento de Toxina Botulínica se relajan temporalmente los músculos, evitando que se contraigan, de esta forma se previene la formación de arrugas y las existentes se suavizan hasta ser, prácticamente, imperceptibles, dando como resultado un aspecto más juvenil y relajado.

Para su aplicación no se necesita anestesia ni provoca cicatrices, se con agujas muy finas, siendo un  procedimiento prácticamente indoloro.

 

 

Los resultados son inmediatos, apreciándose los mejores efectos entre el tercer y el quinto día, siendo definitivos 15 días después, proporcionándonos un aspecto natural al rostro, sin quitar expresividad.

La duración de los efectos es de 5 a 6 meses, desapareciendo de forma progresiva, sin que se aprecie.

Las contraindicaciones que existen son mínimas y los efectos secundarios inexistentes.

Se puede aplicar en cualquier época del año, ya que no está contraindicado la exposición al sol.

Este tratamiento facial se puede complementar con otros tratamientos faciales, como los rellenos faciales con Acido Hialurónico.

Botox

¿Necesitas una evaluación?

Solicita tu hora

AGENDA AQUÍ