GLUTEOPLASTIA DE AUMENTO

Gluteoplastia

de Aumento consiste en la colocación de prótesis en la zona glútea, con el objetivo de dar aumentar su volumen.

La escasez de volumen glúteo puede constituir una característica física del paciente o deberse a la pérdida de grasa en la zona de las nalgas, como es el caso de la Lipodistrofia que padecen algunos pacientes.

 

Antes de la Cirugía.

El Cirujano Plástico debe valorar las características individuales de su anatomía, así como su estado de salud general para la correcta indicación de la intervención.

 

Cirugía.

La Gluteoplastia  de Aumento se realiza en quirófano y bajo anestesia epidural.

La colocación de la prótesis puede realizarse a través de una incisión interglutea y la prótesis se coloca bajo el músculo.

La duración de la intervención es de 1 a 2 horas. Se colocarán drenajes y el alta suele darse al día siguiente de la intervención.

 

Después de la Cirugía.

Dependiendo del tipo de trabajo que desarrolle, la incorporación a la vida normal puede ser a partir de 5 a 7 días hasta 2 o 3 semanas.

La paciente debe seguir las indicaciones de su Cirujano Plástico en cuanto a la medicación para controlar los síntomas, actividades que se pueden realizar, etc.

 

Riesgos.

La Gluteoplastia de Aumento es una técnica segura, pero no está exenta de los riesgos asociados que pueden aparecer en cualquier intervención quirúrgica.

Las principales complicaciones son la contractura capsular, hematoma, infección, alteraciones de la sensibilidad cutánea o complicaciones de la cicatriz. Estas complicaciones suelen ser temporales y resolverse con el tratamiento adecuado.

 

Resultados.

La Gluteoplastia de Aumento es una técnica con un alto grado de satisfacción para el paciente, mejorando su contorno corporal, siempre que se realice por un Cirujano Plástico y con un seguimiento adecuado.

Cirugía Gluteoplastia

¿Necesitas una evaluación?

Solicita tu hora

AGENDA AQUÍ